Cuatro Tips para Evitar que los Trazos de Vello se Vuelvan más Gruesos de lo Esperado